La Pizarra Mágica

La pizarra mágica
El recuerdo incólume o el pasado corrupto.

IMG_2603.JPG

Freud menciona que para mejorar la función nmémica, se dispone de dos procedimientos. ¿Pero que es la función nmémica?

Son procesos dinámicos por los cuales la información es codificada brevemente por las diversas memorias sensoriales, luego tratada temporalmente en la memoria a corto plazo, por un sistema central que coordina la curva circulatoria y el bosquejo viso-espacial, finalmente es transferido a la memoria episódica, semántica y prospectiva de los procedimientos, es decir, las cuatro funciones básicas de la memoria son: adquisición, retención, reconocimiento y recuerdo. Una de las funciones básicas de la memoria es la de adquisición o retención. Este mecanismo está relacionado con la atención. El material adquirido es retenido. La función retentiva es la base de la tercera función de la memoria, la de reconocimiento. Sólo podemos reconocer un nuevo estímulo si lo hemos ya experimentado con anterioridad y si entonces fue fijado en nuestra mente (fijación) de tal modo que, al compararlo con el nuevo reconozcamos su igualdad o semejanza. El acervo mnémico se refuerza por repeticiones del mismo estímulo, en tal forma que se llega a memorizar cada estímulo o combinación. También podemos intencionalmente reproducir el material que hemos adquirido y retenido, es decir, poseemos la función de evocar el pasado. La evocación se produce mediante la función de la memoria que llamamos recuerdo o función de recordar.

El primero de los procedimientos es, escribir sobre una superficie que pueda conservar intacta la información que en ella se deposite durante un tiempo indefinido, creando así una “Huella duradera”, este procedimiento genera desventajas en la creación de nuevos recuerdos, ya que la superficie no permite la acumulación de datos incólume, la superficie estaría en riesgo de transformar o de eliminar completamente la información y así perder todo origen.

La segunda libre de esas desventajas, es escribir con elementos de alguna manera efímera que doten a la superficie de una capacidad de acumulación informática ilimitada, eliminando la innecesaria para el receptor, esto repercute en que al final no obtengas un “Huella duradera” intacta de la información.

En ambos casos los procesos no se genera desde adentro, la memoria en su caso genera al recuerdo desde adentro, proyecta información a partir de un estímulo, la genera en base a los datos proporcionados desde el exterior, un detonante, un recuerdo surge al observar un objeto que contiene información significativa, también podría ser un lugar, una fecha, alguna palabra, etc…, la cuestión radica en que la memoria tiene un proceso complejo que puede reproducir, transformar, e inventar recuerdos por si solo.

¿Cómo se puede crear una pieza que tenga estas características? ¿Existen objetos que puedan externar datos de sus recuerdos sin que exista una interacción con una persona? ¿Puede un objeto mantener incólume el recuerdo de lo que fue y al mismo tiempo mostrar la transformación de lo que es ahora?

Anuncios